El cabello de la princesa

Por Isaac / hace 3 años / 0 Comentarios ».

En un reino muy lejano vivía una princesa muy vanidosa que siempre se sentía la más bella de todas y cuidaba mucho de su hermoso cabello para que siempre estuviera sano, largo y hermoso. Cada día cuando a la princesa se le caía un poco de cabello, ella se ponía muy furiosa con toda su servidumbre y las culpaba de tal cosa; sin embargo la servidumbre trataba de explicarle que eso era algo normal y que a todos nos pasaba. No olvides descargar la aplicación de cuentos cortos.

La princesa siempre preocupada por su belleza y por su largo cabello, poco se había preocupado por el amor y las cosas que realmente tiene la vida. Su forma de ser la había dejado sin amigos y casi nadie en el reino la soportaba. Un día la princesa vio como todos se divertían y nadie se atrevía a invitarla, ella continuó peinando su cabello y unas cuantas lágrimas caían porque en medio de todo ella se sentía muy vacía.

Un día en el reino se organizó un baile con todos los pobladores y príncipes de otros lugares. La princesa era la más bella de la fiesta y su hermoso cabello brillaba al pasar. Sin embargo todos estaban prevenidos porque se hablaba muy mal de la forma de ser de la princesa y nadie querría bailar con ella.

Esa noche ella estaba muy triste contemplando su hermoso cabello y sentía que era la más bella y ninguno era digno de ella. De repente un apuesto príncipe se le acercó y la invitó a bailar como ningún otro se había atrevido; este simple detalle flechó a la princesa y por primera vez se sentía enamorada de alguien.

La princesa le habló al príncipe de su cabello toda la noche y él no parecía molesto. Sin embargo antes de que todos se fueran, él le habló de amor y de regresar, pero con la condición de que ella se cortara su cabello.

La princesa se sentía muy triste porque deseaba mucho ser la nueva esposa del príncipe, pero al mismo tiempo amaba su cabello. Por supuesto el príncipe no quería arruinar su cabello, él sólo quería hacerle entender a la princesa que el amor es más grande que cualquier otra cosa.

El día en que el príncipe regresó, la princesa enamorada se deshizo de su cabello y se mudó al nuevo reino con él. Ella pensaba que ya no era hermosa, pero el príncipe le hizo entender que la apariencia no impide el sentir y que él se había enamorado de ella y no de su cabello.

La princesa dejó de ser tan vanidosa y a partir de ese día empezó a ser muy feliz con un espíritu humilde y disfrutando de las grandes cosas de la vida, como el amor, la humildad y el poder estar rodeada de personas que la amaban.

 

 

Comenta esta nota!

Los mejores cuentos cortos

Contamos con muchos Cuentos Cortos con los que podrás educar a tus hijos de una manera muy bonita. Los cuentos que tenemos tienen finales que les dará una buena lección a las vidas de tus hijos, desde respeto hasta el amor.