Cuento de Rapunzel

Por Isaac / hace 7 meses / 0 Comentarios ».

Rapunzel es uno de los mejores cuentos para dormir que le podemos contar a nuestros ni帽os, y que adem谩s es muy entretenido.

Es un antiguo cuento de hadas, con muchos a帽os encima y que con el tiempo fue retocado para que pueda ser apreciado por el p煤blico infantil. No obstante, todos los cuentos de los hermanos Grimm, autores de Rapunzel, tienen una fuerte tonalidad de la vida en la edad media, por lo que tambi茅n han recibido muchas cr铆ticas.

No obstante, vamos a ver ahora el cuento de Rapunzel.

El cuento de Rapunzel

Una pareja vivi贸 durante a帽os tratar de tener un hijo, pero no pod铆a. Un d铆a lleg贸 la noticia que finalmente la mujer estaba embarazada, por lo que ambos estaban muy felices.

Un d铆a la mujer comenz贸 a observar con mucha ansiedad las lechugas de su vecino por lo que ten铆a el antojo de comerlas. Pero su vecino era nada mas y nada menos que una malvada bruja, por lo que nadie se atrever铆a a pedirle ni mucho menos tratar de entrar al huerto para tomar algunas lechugas.

Pero el antojo de la mujer fue tanto que prontamente comenz贸 a dejar a de comer por la obsesi贸n que sent铆a hacia estas lechugas y no las pod铆a tener con ella. Al poco tiempo enferm贸.

El marido, muy preocupado sin saber que hacer, resolvi贸 entrar de noche al huerto y entr贸 a recoger algunas lechugas. La mujer contenta las comi贸 pero en vez de pasarse el antojo, el mismo aument贸, as铆 que el hombre nuevamente entr贸. Pero, la bruja ya hab铆a percibido que le faltaban lechugas puesto que ten铆a todo precisamente calculado.

Por lo tanto, en aquella noche que nuevamente el hombre ingres贸 a su huerto, la bruja lo estaba esperando y de un zarpaso lo tir贸 al piso y le dijo:

  • 驴C贸mo puedes atreverte a tomar lechuas de mi huerto sin permiso?

El hombre, no pod铆a creer que la bruja lo haya atrapado y pens贸 que era su fin. Sin embargo, apel贸 al buen coraz贸n que podr铆a tener la mujer sin saber lo que le esperaba, y le cont贸 que lo hizo para calmar el antojo de su esposa.

  • Esta bien, dijo la bruja, podr谩s seguir comiendo mis lechugas pero a cambio, tendr谩s que darme a tu hijo cuando nazca.

El hombre, triste y en una situaci贸n dif铆cil, se vi贸 obligado a aceptar lo que la bruja dijo.

El tiempo pas贸, y finalmente la mujer di贸 a luz a una hermosa ni帽a. Asi es que la bruja lleg贸 y se llev贸 a la peque帽a, tal como se hab铆a acordado.

La llam贸 Rapunzel. La ni帽a era muy hermosa y la bruja estaba muy feliz con ella. Por eso mismo, para que nadie mas admire la belleza de la jovencita la encerr贸 en una torre alta en medio del bosque. All铆 no hab铆a forma de ingresar, no hab铆a escaleras ni puerta.

Cada vez que la bruja iba a visitarla le dec铆a a Rapunzel que deje su trenza caer y as铆 de esa manera ella trepaba y sub铆a.

En aquel lugar solitario, Rapunzel comenz贸 a aprender varias destrezas entre ellas, el canto. Ten铆a una voz muy melodiosa.

Un d铆a pas贸 por el aquellugar el hijo del rey. Un apuesto pr铆ncipe quien qued贸 extasiado por la hermosa voz de Rapunzel que cantaba y cantaba. No obstante, cuando vi贸 que la joven que cantaba estaba en esa torre, trat贸 de encontrar la forma para llegar a ella, pero no encontr贸 ning煤n modo.

No obstante, el pr铆ncipe no desisti贸 y varias veces volvi贸 al lugar. Un d铆a vi贸 como una bruja llegaba a la torre, y dec铆a:

  • Rapunzel, deja tu trenza caer.

Y ah铆 entendi贸 que esa era la 煤nica manera de caer. Por lo tanto, en cuanto la bruja parti贸, el joven se acerc贸 y tratando de cambiar la voz dijo:

  • Rapunzel, deja tu trenza caer

La joven extendi贸 su trenza por la torre y el muchacho subi贸. Rapunzel al principi贸 se llev贸 un gran susto, nunca habia visto a nadie, y menos a un hombre, solo estaba acostumbrada a la bruja.

Pero luego de un rato el hijo del rey le explic贸 como fue que lleg贸 ah铆, justamente extasiado por su hermoso canto y le propuso matrimonio.

Rapunzel acept贸 pero sab铆a que no iba a ser f谩cil dejar aquella torre puesto que la bruja se opondr铆a.

Por lo tanto, el muchacho acord贸 en dejarle un ovillo de seda en cada visita as铆 podr铆a tejer una escalera para salir de aquel lugar.

Los d铆as pasaban, el pr铆ncipe iba de noche con su ovillo de lanay Rapunzel tej铆a. Pero un d铆a discutiendo con la bruja cometi贸 el error de decir que malvada y no como el pr铆ncipe.

Por lo que la bruja, se sinti贸 traicionada y le cort贸 la trenza a la muchacha. Adem谩s, la maldijo y con un hechizo la mand贸 a una tierra horrible e inh贸spita. Despu茅s, arm贸 una trampa con un garfio y la trenza para atrapar al pr铆ncipe.

Cuando el joven lleg贸 y llam贸 a Rapunzel, la trenza baj贸, pero era un enga帽o y all铆 estaba la bruja.

  • 隆Tu amada cantora ya no vive mas aqu铆 y nunca mas podr谩s verla!, dijo la bruja

El pr铆ncipe entr贸 en deseperaci贸n y se arroj贸 de la torre, pero se lastim贸 los ojos con las espinas que estaban en el suelo. En aquel momento el joven perdi贸 la vista, y comenz贸 a vagar por el bosque buscando a su amada.

La b煤squeda nunca cesaba pero un d铆a cuando estaba por perder las esperanzas oy贸 a lo lejos una hermosa voz cantando una triste canci贸n. Reconoci贸 que era la voz de su amada y hacia all谩 fue.

Rapunzel no pod铆a creerlo y corri贸 a abrazarlo. Las l谩grimas de felicidad del pr铆ncipe comenzaron a caer sin parar y ocurri贸 un milagro, 隆el joven recuper贸 la vista!

Juntos ahora, comenzaron su camino hacia el reino y al poco tiempo se casaron y vivieron felices.

Comenta esta nota!