27 agosto, 2014

El cumpleaños del rey

En un país muy lejano vivía un rey llamado Carlo, con su hermosa hija Juanita. El rey a pesar de ser un buen gobernante y amoroso con su familia, nunca había sonreído y parecía estar siempre enojado. Juanita siempre soñaba con ver a su padre sonreír y conocer esa cara amable que sin duda la haría sentir muy bien y a todos los del reino también.

Se acercaba el cumpleaños del rey y Juanita empezó a preparar una gran fiesta con el fin de celebrar a su padre y hacer algo tan agradable que lo hiciera reír como nunca. Ella preparó todo tipo de banquetes y también pidió preparar una serie de espectáculos de humor para sorprender a su padre y darle un momento inolvidable.

el-reyEl día del cumpleaños llegó y el rey asistió a la celebración que le preparó su hija, aunque no lograba reír como ella lo deseaba. Se presentaron todos los espectáculos y aunque todos en el reino se reían, al rey parecía como si no le importara nada.

Juanita estaba un poco triste por no haber logrado su objetivo, pero aun así decidió continuar la fiesta, en un momento muy especial le hizo la entrega de su regalo al rey y esperó que le gustara mucho.

– Querido padre. Has sido un buen padre y un buen rey toda tu vida y por eso quise darte un regalo especial, este rosal que yo misma he cultivado. Disfrútalo.

– Estoy muy agradecido hija mía. Tú también has sido una buena hija y una buena princesa durante toda tu vida. Me hará muy feliz el tener este pequeño rosal en mis aposentos.

Después de decir esto el rey se acercó para contemplar una de las rosas, pero cuando quiso aspirar su perfume, una espina le pinchó la nariz y le sacó de inmediato sangre.

Todos los invitados quedaron sorprendidos y sólo esperaban la reacción del rey. Sin embargo la mayor sorpresa fue cuando el rey soltó una gran carcajada que invadió todo e lugar y contagió a todos de alegría.

Por primera vez todos veían al rey reír y era algo maravilloso. Ese día se terminó la cara sería del rey y a partir de allí volvió a lucir sonriente para siempre.