4 julio, 2014

El sapo enamorado

saposEn una hermosa laguna vivía un sapo muy alegre llamado Jorge, a él le gustaba mucho compartir juegos con otros sapos y disfrutar de los hermosos días sin importar si había lluvia o sol. Le encantaba jugar y conocer sapos amigos para pasar muchos momentos divertidos.

Un día a la laguna llegó una hermosa rana llamada Luz, ella era muy especial y al igual que Jorge le encantaba jugar y disfrutar de todos los días sin importar el clima. Jorge al ver a esta divertida y hermosa rana empezó a sentir algo muy diferente, su corazón se emocionaba mucho al verla y quería compartir siempre a su lado sin importar nada más.

Jorge empezó a conquistar todos los días a Luz y con lindos detalles la hacía sonreír como nunca nadie lo había hecho. En la laguna parecía que todo era más hermoso, ambos compartían con otros sapos y ranas pero sin dejar de estar unidos, cada día crecía más el sentimiento y algo más fuerte que una amistad los unía.

Un día Jorge decidió declararle su amor a Luz, ese día fue muy especial y le dijo que quería estar con ella para toda la vida. La bella luz se emocionó mucho y decidió que Jorge era el sapo con que quería estar para siempre.

Una noche en la laguna mientras todos estaban jugando, una gran tormenta arrastró a Luz con las aguas, ella desapareció y Jorge se desesperó mucho. Pasó muchos días viajando en la laguna y buscaba en cada rincón de las orillas, no lograba encontrar a su amada y se sentía muy triste.

Jorge tomó la decisión de irse más allá de la laguna y emprendió una búsqueda  muy larga para encontrar a Luz.

Con la esperanza casi muerta, Jorge llegó hasta un nuevo lago muy alejado de su casa, allí había muchos sapos y ranas pero no lograba encontrar a Luz.  Justo antes de rendirse y volver a casa, Jorge escuchó la risa de la bella Luz y corrió para encontrarla, ambos sonrieron y se dieron cuenta que se estaban buscando uno al otro.

El amor los unió para siempre y nunca más se volvieron a separar.