La enfermera fantasma

Por Isaac / hace 1 año / 0 Comentarios ».

La enfermera fantasma es una historia que según aseguran, realmente existió. Dicen, los que la han visto y los que no, lo repiten, que fue una enfermera muy abnegada, que laboró muchos años en el hospital.

La enfermera fantasma

Fue tan fiel a su trabajo, que se contagió de una enfermedad altamente mortal y peligrosa, causándole la muerte y falleciendo en el hospital. Se desarrolla, en un hospital de una ciudad capital, y la enfermera, acompañaba a los enfermos y moribundos en su lecho de muerte, según cuentan, hasta que cruzaran hacia el más allá.

La enfermera fantasma, suele presentarse a los pasantes, doctores y visitantes, avisándoles que los pacientes los necesitan y luego de prestar ayuda que requieren, desaparece sin dejar rastro, atravesando por las paredes del hospital.

Los testimonios, son reales, que a cualquiera, lo puede dejar espantado. Hubo una madre quien llegó al centro hospitalario con hijo de cuatro años, quien tenía fiebre muy alta y por más que lo intentó, no la podía controlar.

Era de noche, y la doctora tratante le mandó a realizar unos análisis al pequeño. Estando en la sala espera, le aseó la cara y su cuerpecito, pues había sudado mucho.

Lo sentó en una silla y se dispuso, ella, a ir al baño. Se dirigió al hijo y le dijo, que le esperara allí mientras ella regresaba.

Sin haber llegado al baño, el niño se bajó de la silla y temblando con los brazos abiertos y con la mirada fija y perdida le abrazó.

No supo por dónde regresar y fue entonces que se les acercó una enfermera, de rostro joven, vestida con un uniforme impecable, quien tomó a la señora por los hombros y la llevó hasta el ascensor. Luego recorrieron el pasillo llegando al cubículo donde la enfermera fantasma le ayudó a recostar al niño en la camilla.

Allí la doctora se hizo cargo del niño. La señora volteó preguntando a donde estaba la enfermera que tan amablemente le condujo al consultorio de la pediatra. Y esta, contestando, le dijo que ella había llegado sola.

La madre al ver esta respuesta, le confesó a la doctora que, a ella le había acompañado una enfermera muy amable, pero que al buscarla ya no estaba cerca.

La doctora le comentó que muchas personas la han visto, que es un ángel que cuida de todo, y agradeció tan amable gesto de la enfermera fantasma.

Comenta esta nota!