14 mayo, 2014

La pequeña mariposa

mariposa-caraEn un hermoso jardín vivía una gran colonia de mariposas que se encargaban de volar y hacer de las flores las más hermosas de todas. Entre la colonia vivía  una pequeña mariposa llamada Gary, era la más pequeña de todas y esto en ocasiones lo hacía sentir muy mal, las demás mariposas volaban largos trayectos y a lo más alto del jardín mientras que él solo podía estar en sectores bajos volando en espacios pequeños.

Gary se sentía inferior a los demás y pensaba que era la mariposa más inútil de todas; muchas mariposas trataban de hacerle entender que él era importante para la colonia, pero otros se burlaban de su pequeño tamaño y lo hacían sentir como el debilucho.

Un día sonó la alarma de las mariposas y el rey citó a toda la colonia para informar que su pequeña hija había tenido un accidente y ahora iba a necesitar un héroe para rescatarla. La princesa era muy pequeña y apenas era una oruga, mientras dormía cayó por una pequeña grieta y quedó atrapada en el fondo del jardín, por esta razón el rey necesitaba que alguien con mucho valor le ayudara a recuperar a su pequeña.

Gary analizó el lugar donde cayó la princesa y encontró en esto la oportunidad de mostrar que no era tan débil como parecía; con mucho valor entró en aquella grieta por donde solo cabía alguien tan pequeño como él. Al descender al fondo del jardín, vio que la pequeña oruga estaba muy asustada y pidiendo ayuda; con mucho valor la subió en sus pequeñas alas y con todo su esfuerzo logró sacarla de este lugar.

Todos estaban muy sorprendidos por la gran hazaña de Gary, el rey lo condecoró y todos lo trataban como a un héroe. Desde ese día Gary entendió que no siempre el ser pequeño era una desventaja, su tamaño le permitía hacer actos grandes y  heroicos con mucho valor.