9 enero, 2016

Pepe la Ranita

Pepe era una ranita que estudiaba mucho pero a la hora de presentar un examen su cabeza se volvía blanca y su memoria no podía decir nada de lo que había aprendido los días anteriores, un día la ranita caminaba, triste y abatido por su memoria que le fallaba cuando trataba de presentar un examen decidió salir a caminar. Una libélula que volaba muy cerca vio a Pepe y le conmovió su tristeza, esta se acercó y le contó que a ella siempre le pasaba eso mismo pero que siempre antes de un examen ella cerraba los ojos y respiraba, contaba sus respiraciones y sólo se enfocaba en hacer esto hasta que quedaba calmada totalmente y podía hacer su examen.

La ranita le encantó la convicción de la libélula y lo puso en practica un día y pudo hacer su examen pues encontró que mantenerse calmado ante una situación de tanto estrés puede ayudarle mucho.