6 abril, 2014

Una rosa y una mariposa

Este es el comienzo de la historia de una rosa y una mariposa que se convertirán en grandes amigas por siempre.

Cierto día una Rosa vio en el aire volando a una mariposa muy hermosa, tenía muchos colores en sus alas y resplandecía en el gran campo que llenaba la mayoría de la vista de la hermosa rosa solitaria.

Cuando la mariposa vio a la Rosa pensó lo mismo, “pero qué hermosa”, exclamó al ver sus pétalos y sus colores. Se acercó a ella, empezaron a hablar de lo hermosa y tranquila que era la vida en el rosal y ese fue el comienzo de una hermosa amistad que se prolongó durante mucho, mucho tiempo.

Sin embargo un día vino la dueña del rosal y comenzó a cortar a las rosas que existían en su rosario, hasta que le llegó el turno a la amiga de la mariposa, es decir, a la rosa, entonces esta comenzó a llorar al pensar que jamás volvería a ver a su amiga mariposa.

flores sobre la mesa

La dueña del rosal la colocó a ella y a sus amigas rosas en un hermoso ramo de flores y, finalmente,  la puso en agua en medio de su mesa.

Un día la mariposa volaba por el rosal y no encontraba a su amiga y muy triste comenzó a llorar ya que se sentía muy sola y preocupada sin su amiga la bella rosa, se acercó a la ventana y logro ver en medio de la mesa a su amiga la rosa junto a sus muy hermosas amigas flores.

Se acercó a ella y estuvieron juntas y su amistad siguió a pesar de ya no estar en el campo, un día la rosa se marchito, pero la mariposa entendió que lo que había tenido con la rosa fue una amistad que duro hasta la muerte.

La enseñanza de este cuento corto es que debemos de respetar toda la vida humana, una rosa es mucho más hermosa en la naturaleza, su hogar, que en un ramo de flores en medio de una mesa.

¿Te ha gustado este hermoso cuento? Entonces compártelo en tus redes sociales.