14 julio, 2014

Venganza en la estación del tren

trenRossy era una niña distinta a todas y su diferencia hacía que sus compañeros de la escuela la molestaran para burlarse. Ella siempre era callada y no le gustaba que las personas se le acercaran, se sentía muy mal cada vez que sus compañeros la humillaban pero nunca les decía nada y guardaba todo su odio en lo más profundo de su ser.

Un día todos los estudiantes salieron de la escuela un poco más temprano de lo común y se dirigieron a la estación del tren como de costumbre. Rossy esperaba callada y alejada de todos para poder regresar a su casa.

Ese día uno de los compañeros quiso humillar de nuevo a Rossy y se le ocurrió empujarla al carril del tren, para su mala suerte Rossy quedó atrapada y no pudieron rescatarla antes de que el tren pasara a toda velocidad.

La niña murió en el lugar y todos quedaron muy consternados. Con el paso de los días varios niños empezaron a morir bajo las mismas condiciones que Rossy pero con la diferencia que nadie los empujaba. Los hechos empezaron a alarmar a todos y temían que Rossy estuviera cobrando venganza.

Durante las noches en la estación del tren todo se torna frío y con un ambiente muy particular.  Muchos aseguran que cuando todo está oscuro y silencioso se puede ver a Rossy rondando por la estación del tren tan silenciosa como siempre y esperando a que alguien se aproxime al carril para empujarlo.

Nadie ha olvidado la tragedia de Rossy y se cree que su fantasma  sigue esperando en la estación del tren como un alma en pena. Nadie pudo salvarla y tras las humillaciones que sufrió en vida, muchos de sus compañeros la han pagado muy caro.